Archivo de la etiqueta: amor

La ciencia del amor

3

Hay quien lo celebra y hay quien lo detesta, pero lo cierto es que San Valentín se ha convertido en un día para reflexionar sobre el amor. La ciencia tiene mucho que aportar a esta conversación. Os dejo algunos enlaces donde podréis averiguar para qué sirve el amor, si existe el amor a primera vista o el amor eterno, qué importancia tiene el primer beso, cómo el deseo nace y crece en el cerebro, si a los hombres les atrae más un buen trasero o una mirada y a las mujeres un torneado torso o una profunda voz. Si estáis en pareja podréis averiguar en qué fase está vuestra relación y cómo amar para siempre. Sigue leyendo

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

A todos nos hierve la sangre igual

Las emociones son universales y también lo son las sensaciones que nos producen en el cuerpo, sea cual sea nuestra cultura. A un occidental consumista le hierve la sangre cuando presencia algo que le molesta profundamente de igual manera que a un asiático espiritual zen. A todos se nos enciende o apaga el cuerpo de la misma manera cuando nos emocionamos:

Imagen cortesía de Lauri Nummenmaa, Enrico Glerean, Riitta Hari y Jari Hietanen.

Imagen cortesía de Lauri Nummenmaa, Enrico Glerean, Riitta Hari y Jari Hietanen.

Es la conclusión de un equipo de neurocientíficos liderados por el ingeniero en biomedicina Lauri Nummenmaa de la Universidad de Aalto. Para deducirlo hicieron un experimento, que publican en la revista de la Academia de Ciencias Americana. Reclutaron participantes de dos culturas con marcadas diferencias, occidentales suecos y finlandeses y asiáticos taiwaneses. Los científicos les provocaron emociones, o al menos se las recordaron, a través de imágenes, vídeos, películas, historias, palabras y expresiones faciales. Y les pidieron que colorearan en siluetas del cuerpo humano las partes en las que sentían alteraciones cuando sentían una emoción concreta. Ambos grupos y casi todos los participantes coincidieron en resaltar las mismas zonas.

En la imagen podéis ver en rojo las zonas que se activan y en azul las que se quedan especialmente inertes. ¿Coinciden con las vuestras?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest