Europa y Rusia, rumbo a Marte a todo gas

La primera misión europea a Marte, Exomars 2016, ya está rumbo al planeta rojo. Llegará a mediados de octubre a la órbita marciana, desde donde enviará un módulo a la superficie, armado de herramientas con las que olisqueará la atmósfera y fotografiará el lugar. Mientras, en la distancia, el orbitador tratará de desvelar si el metano de la atmosfera marciana está producido por seres vivos.

La nave partió el lunes del cosmódromo kazajo de Baikonur. Doce horas después del lanzamiento llegó la señal que confirmaba que estaba en buen estado y había desplegado sus paneles solares, con los que alcanza una envergadura de 17,5 metros.

Dentro de siete meses, el aterrizador –llamado Schiaparelli en honor al astrónomo italiano del siglo XIX– de 2,4 metros de largo y poco más de metro y medio de altura y 600 kg, descenderá hasta el Meridiani Planum, cerca de donde se encuentra el rover de la NASA Opportunity. Mientras baja, la nave principal (ExoMars TGO) transmitirá las imágenes de la hazaña desde una órbita a 900.000 km.

Los científicos ultimando el módulo Schiaparelli En Baikonur (Foto: ESA - B. Bethge)

Los científicos ultimando el módulo Schiaparelli En Baikonur (Foto: ESA – B. Bethge)

Una vez en la superficie, el robot Schiaparelli probará sus instrumentos durante unos cinco días, hasta que se le acaben las baterias. Su misión es confirmar que funciona la tecnología que lleva incorporada y el modo de amartizaje. Estos conocimientos se usarán para la siguiente fase de la misión en 2018, cuando se enviará un rover a pasear por la superficie del planeta con un taladro que perforará a una profundidad superior a los dos metros.

Mientras el orbitador TGO, que permanecerá hasta 2022, descenderá hasta los 400 kilómetros de la superficie para analizar la atmósfera del planeta con una precisión sin precedentes y hacer un mapa de la distribución del hielo. Su propósito más inquietante es averiguar de dónde proviene el metano de la atmósfera de Marte. Una de las posibilidades es que lo haya producido algún ser vivo, como sucede en la Tierra. Esta vida podría estar bajo tierra.

En este vídeo, algunos de los miembros de la misión explican qué es lo que va a investigar cada nave y los distintos instrumentos. Os recomiendo activar los subtítulos con traducción al español para no perder detalle:

ExoMars debía haber sido un proyecto conjunto entre la NASA y la ESA, pero la agencia norteamericana se retiró de manera repentina en 2011. El empeño personal por sacar adelante el proyecto de Jean-Jacques Dordain, por entonces director general de la ESA, y de algunos de los países miembros, como Reino Unido e Italia, lograron que a pesar del abandono de los estadounidenses, el proyecto siguiera adelante, algo asegurado en el momento en el que Rusia nos brindó su colaboración. Así hoy, la agencia espacial rusa Roscosmos y la Europea viajan juntos hacia Marte a todo gas.

Recreación artística: ESA–David Ducros

Recreación artística de la Exomars y la Schiaparelli rumbo a Marte. (Imagen: ESA–David Ducros)

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + = cinco