El único lugar del mundo donde crecen rosas negras

Hay un lugar donde las rosas florecen de color negro. Es un pueblo fantasma, sumergido bajo las aguas del río Éufrates. Es la aldea de Halfeti, al sur de Turquía. Allí las flores nacidas rojas como la sangre se tornan en verano oscuras hasta alcanzar el negro más sofisticado.
4

Solo sucede en ese momento y en ese lugar. Los habitantes del excepcional lugar lo comprobaron en los noventa. La construcción de la presa Birecik forzó su reubicación 10 kilómetros más allá. Los aldeanos se llevaron con ellos sus plantas ornamentales, incluidas las enigmáticas rosas. Cuando comenzaron a florecer tras el trasplante algo cambió. Los rosales dejaron de dar flores negras.

El pueblo sumergido (Foto: Ali Ethem Keskin)

El pueblo sumergido (Foto: Ali Ethem Keskin)

Tras indagar y hacer experimentos se dieron cuenta de que las condiciones de cultivo no eran las mismas que en el pueblo original. La combinación del suelo de la aldea bañadas por las aguas del Éufrates son el secreto para que la rosas sean negras. Si se altera algún parámetro las flores permanecen rojas.

Las autoridades en un intento por salvar sus flores, únicas en el mundo, han instalado invernaderos cerca de la antigua ubicación del pueblo. Por el momento, el invento funciona y las rosas han recuperado su magnético color.
5
2

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

8 pensamientos en “El único lugar del mundo donde crecen rosas negras

  1. Pingback: El único lugar del mundo donde crecen rosas negras

  2. Angel Lasheras

    Si lo ha dicho América Valenzuela, presentadora del programa de Radio5 “ciencia al cubo”, dudo mucho que no haya contrastado la noticia.

    Responder
  3. Pingback: El único lugar del mundo donde crecen ro...

  4. Pingback: Lecturas de divulgación científica | Horizontes sin Límites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − 3 =