Liberan a dos oseznos atrapados dentro de un árbol

Por muy salvajes que sean los cachorros de animales son como niños; a veces se meten en líos de los que no saben salir. Es el caso de un par de oseznos de un bosque de Wisconsin que quedaron atrapados en el interior de un tronco. Una mujer que paseaba por la zona escuchó ruidos raros, jadeos y gruñidos angustiados. Siguió los sonidos, que le condujeron hasta un hocico que salía de un árbol.

Foto: Wisconsin Department of Natural Resources

Decidió dejar que la naturaleza siguiera su curso, abandonó al animal en el agujero, confiando en que él mismo consiguiera resolver el embrollo. Pero el torpe cachorro no lo consiguió. Ella volvió al día siguiente y allí seguía el pequeño con cara de cansancio y pocos amigos.

Visto lo visto, la mujer avisó a los bomberos para que lo liberaran. En cuanto llegaron descubrieron que no era uno, sino dos los oseznos allí atrapados. Estaban un poco deshidratados. Habían subido hasta lo alto del árbol y caído desde allí dentro del tronco hueco. Uno de ellos, muy interesado en la operación de los bomberos, consiguió sacar la cabeza por completo por el agujero.

Los agentes abrieron dos huecos en el tronco y esperaron. En un momento los oseznos salieron disparados de su encierro y se perdieron en el denso bosque.

Foto: Wisconsin Department of Natural Resources

Fotos: Wisconsin Department of Natural Resources

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos − = 1