Hibridarse o morir

Los animales del polo norte tienen cada vez menos territorio donde vivir. Los lugares donde han desarrollado su vida durante cientos de años están desapareciendo por efecto del cambio del clima. Así, el territorio de algunas especies rivales se está solapando inexorablemente. En tierra los animales se quedan acorralados. En agua las ballenas y focas se ven desbordadas por la llegada de otras especies a través de nuevos canales abiertos por el deshielo. En esa situación, algunos animales luchan por mantener la hegemonía de sus tierras. Otros, los menos, terminan hibridándose.

El oso polar y el oso grizzly lo han hecho. Han concebido híbridos bautizados como oso grolar o prizzly. En 2006 se cazó uno en estado salvaje en la isla de Banks en el Ártico Canadiense. Era blanco con un antifaz color marrón. Los análisis de ADN confirmaron que se trataba de una mezcla.

Imagen: Nickolay Lamm para Business Insider

Aspecto de un híbrido de oso polar y grizzly según el artista Nickolay Lamm para Business Insider

En los años ochenta del siglo pasado se halló en el oeste de Groenlandia una narluga, es decir, un ejemplar de lo que parecía ser una mezcla de narval y beluga. En 2009, el trabajador de la NOAA David Withrow fotografió una mezcla de ballena boreal y una ballena franca en el mar de Bering, entre Alaska y Rusia.

Beluga y narval Imagen: Nickolay Lamm para Business Insider

Beluga y narval

Imagen: Nickolay Lamm para Business Insider

Narluga. Recreación artística de Nickolay Lamm para Business Insider

La acumulación de avistamientos de híbridos en el Ártico impulsa a los científicos a asegurar que es la zona más afectada por el fenómeno de hibridación y lo será aún más cuando a finales de siglo el hielo en verano sea tan exiguo que roce lo inexistente por efecto del calentamiento global. Con este panorama, el ecólogo Brendan Kelly del Laboratorio de Mamíferos Marinos estadounidense ha escrito un informe en el que identifica hasta 34 especies que podrían hibridarse en el polo norte.

Los híbridos resultantes serían fértiles, porque la mayoría de las especies de mamíferos marinos que viven allí y que podrían cruzarse tienen el mismo número de cromosomas, según explica su compañero en la elaboración del trabajo Andrew Whiteley, un genetista de la Universidad de Massachusetts.

Al principio, auguran, los efectos de la hibridación serían positivos y los ejemplares serían más sanos que los actuales, al incorporar nuevos genes, que sacarían del pozo de endogamia en el que están hundidas a muchas especies, aisladas en pequeñas poblaciones. Pero con el tiempo este efecto beneficioso desaparecería y los nuevos animales mostrarían cualidades que les pondrían en desventaja frente a las especies originales en estado salvaje. Por ejemplo, los osos grolares que se han criado en cautividad en zoos muestran buen instinto a la hora de cazar focas, pero poca habilidad para nadar, imprescindible para capturarlas. A la vez, la hibridación sería un golpe de gracia para las especies puras que estén en peligro de extinción, que verían reducida aún más si cabe su población al no reproducirse con los ejemplares de su propia especie. Si la predicción se cumple, podemos ir dando el adiós definitivo a la excepcional fauna polar.

Imagen: Nickolay Lamm para Business Insider

Crías de foca común y foca anillada

Imagen: Nickolay Lamm para Business Insider

Cría de híbrido de focas común y anillada, según Nickolay Lamm para Business Insider

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

14 pensamientos en “Hibridarse o morir

  1. Pingback: Hibridarse o morir

  2. Anonimo

    Jajajaja que manipulación fotográfica más lamentable.

    Todas las imágenes son la misma pero pintadas con photoshop.

    De vergüenza ajena.

    Responder
      1. Fattylicious

        Muy bien: estamos siendo testigos de algo mágico y fabuloso como es la hibridación de estos pobres animales en su contínua y dura lucha por la supervivencia ¿y hacía falta descubrirlo mediante unos señores que se han ido de caza por esos lares? Pues bonita evolución, progreso y futuro van a tener estas criaturas como las cosas funcionen así.. Tristísimo.

        Responder
  3. Timo

    Una pena, la foto de la Narluga, se ve claramente que está modificada digitalmente, si os fijais es exactamente identica a la beluga blanca, y le han puesto color. Muy lamentable

    Responder
  4. Pingback: Hibridarse o morir | Los antisistema son:

  5. Tanuki

    Interesante aportación, la naturaleza siempre se adapta. Aunque este tipo de títulos “hibridarse o morir” incitan a una confusión muy frecuente, parece que es una elección inteligente de los propios animales cuando en realidad (tal como se explica en el artículo) es consecuencia del solapamiento de las zonas donde donde habitan especies que con compatibles genéticamente,

    Responder
  6. felix moronta

    Hola América! Me sorprende que los híbridos sean fértiles. ¿Solamente compartir el mismo número de cromosomas ya los hace susceptibles a apareamiento? ¿Acaso son razas de la misma especies? Apasionante el tema. ¡GRACIAS!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − 2 =