Cómo transformar huevos en pelotas de colores

Sé hacerlo y es muy fácil. Me lo han enseñado en la feria Ciencia en Acción, que se celebra estos días en el Cosmocaixa Madrid en Alcobendas. Hasta el mediodía estudiantes y profesores estarán haciendo y explicando a todo el que se pase por ahí más de 100 de experimentos de química, física, geología y matemáticas. Aquí podéis consultar el programa. Ahora puedo sumar este experimento a la serie de experimentos salvajes del último número de Quo.

Huevos coloreados (Foto: Rai Robledo)

Os cuento: hay que sumergir el huevo en vinagre y dejarlo durante un día o dos. Las moléculas de vinagre (ácido acético) reaccionan con la cáscara del huevo casino (carbonato de calcio). Como resultado se libera burbujas de dióxido de carbono y se forma acetato de calcio. Es decir, desaparece la cáscara dura del huevo y se transforma en una pelota de textura gomosa, blanda y consistente.

Para darle color hay que sumergir el huevo en agua con una gotita de colorante. La disolución entra en el huevo a través de los poros y se acumula en su interior. El resultado es chulísimo. Ya lo veís en la imagen.

Vasos de precipitado con agua y colorante (Foto: Rai Robledo)

(Fotos: Rai Robledo)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

14 pensamientos en “Cómo transformar huevos en pelotas de colores

  1. Albert

    Estoy igual que Maria, los huevos que tenen os que utilitzar son crudos, solo la cáscara …..?
    Comentar te que este blog es fabuloso, hace que todo aquello que desconoces se haga interesantisimo, felicidades.
    Y gracias

    Responder
  2. ruben

    esto yo lo hize de pequeño y esta bastante chulo pero yo lo hize sin colorante y se quedo transparente pero no me duro mucho . Lo recomiendo hacer porque te lo pasas muy bien.

    Responder
  3. Lola

    Tengo que decir que yo he realizado este experimento en dos ocasiones, y en la primera, no se disolvió la cascara entera despúes de más de 80 horas, y en el segundo, el huevo se rompió nada más sacarlo del vaso.

    No se si he hecho algo mal en alguna de las ocasiones, pero está claro que no es tan fácil…

    lola

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 − = cinco