China progresa en la construcción del Palacio Celestial en el espacio

El lunes China lanzó una segunda misión para proseguir la construcción del Palacio Celestial (Tiangong), la estación espacial que está construyendo a 340 km de la Tierra. El cohete partió a las 22:58 horas desde la base espacial de Jiuquan (noroeste de China) cargado con la nave Shenzhou 8 con un módulo de prueba para comprobar si son capaces de realizar acoplamientos en la futura pequeña estación.

Ahora la nave se encuentra a unos 200 km de la tierra y en un par de días alcanzará al primer módulo, lanzado el pasado 29 de septiembre. Se colocarán en la misma órbita y a 100 kilómetros de distancia y se acoplarán automáticamente. El proceso es delicado y requiere una extrema precisión. El acoplamiento además se realizará simulando que la estacion y la nave están habitadas, con vistas a próximos lanzamientos tripulados.

Si el acoplamiento se realiza con éxito (ACTUALIZACIÓN: el acoplamiento ha salido bien) será un gran paso adelante hacia la conquista china del espacio. Habrán comprobado que una buena parte de la tecnología que han desarrollado en este ámbito funciona correctamente.

Dos semanas después del acoplamiento, la cápsula Shenzou 8 regresará a la Tierra. Regresarán con ella a casa los sueños de 40.000 personas. Fueron seleccionados por su carácter “apasionado y positivo” entre los 12 millones que llegaron a la agencia espacial china en forma de texto y de vídeo. La mayoría están relacionados con lograr una nación más fuerte, una sociedad mejor y con más conciencia ecológica.

Acoplamiento de los módulos del Palacio Celestial

Recreación del próximo acoplamiento de los módulos del Palacio Celestial

El primer módulo del Palacio Celestial está dividido en dos secciones: una parte dedicada a las labores de la tripulación, que incluye un laboratorio, camarotes y un puerto de atraque, y la otra zona es de servicio, es decir, incluye material necesario para el funcionamiento de módulo. El diámetro máximo es de 3,35 metros y la longitud es de 10,4 metros con el sistema de acoplamiento.

En 2012 está previsto el lanzamiento de la novena y la décima naves de la serie Shenzhou hacia el Palacio y, al menos una de ellas, irá tripulada. Probablemente uno de los tripulantes será una mujer. Sería la primera taikonauta. Entre los nombres que se barajan destaca el de la capitán Wang Yaping, una joven de 32 años piloto de las Fuerzas Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF).

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 1 = tres