El tiburón cíclope

(Foto: reefbuilders.com)

No es un muñeco diseñado para una película de ciencia ficción, es un animal real. Es un tiburón con un solo ojo y albino, una rareza de la naturaleza que probablemente no habría vivido mucho tiempo.

Lo capturó a finales de junio el pescador Enrique Lucero León sin saberlo. El cazó a su madre, un ejemplar oscuro y sano de tiburón toro (Carcharhinus leucas) en la limpias aguas de la isla Cerralvo, en el golfo de California. Era una hembra de unos 3 metros y estaba preñada. Abrió el animal y encontró en su interior a nueve pequeños tiburones. Entre ellos destacaba uno, blanco, con un solo ojo en medio de la frente y más pequeño que los demás, de poco más de 55 centímetros.

El pequeño tiburón cíclope no tenía fosas nasales, pero sus agallas estaban bien formadas, su morro estaba deformado y su columna vertebral también. Los biólogos Felipe Galván-Magaña y Marcela Bejarano-Álvarez, del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas de La Paz (México) han analizado a este extraño ser que parece sacado de un cuento y pronto publicarán un estudio.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 pensamientos en “El tiburón cíclope

  1. Viento

    Me parece horrible, además de matar a su madre, la abren, encuentran a las criaturas aún en desarrollo y vosotros lo publicais no veo ningún interés en este articulo.

    Responder
  2. Carlos

    Que yo sepa no pone que maten a la madre, tal cual pone en el post cazan a la madre y realizan una tecnica invasiva, quizás para realizar un estudio de la gestación de la especie, no lo se, y se encuentran al “bixo” este. Perfectamente la madre con las 8 crías PUDO haber sido devuelta al mar. Con los datos que se ofrecen no se sabe. Quizás la autora pueda ampliar la información.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 15