Roger Y. Tsien: "Conseguir financiación es más difícil cuando has ganado un Nobel"

Gracias a Roger Y. Tsien vemos las células en tecnicolor. Este neoyorkino de 59 años recibió el premio Nobel de Quí­mica en 2008 por el desarrollo de compuestos que dan color a las células basados en la proteí­na verde fluorescente (GFP, por sus siglas en inglés). Hoy estas pinturas para células son una herramienta indispensable en los laboratorios de biología celular.

Células del hipocampo (Imagen: Brainbow)

Hoy las fotografí­as de células teñidas son la envidia de cualquier pintor. (Imagen: Células del hipocampo por Brainbow)

La proteína GFP se observó por primera vez en la década de los 60 en la medusa Aequorea victoria. El biólogo marino Osamu Shimomura (con el que Tsien comparte el Nobel) descubrió que, bajo luz ultravioleta, la proteí­na brillaba en color verde. Tsien, en su laboratorio de la Universidad de San Diego en California, se encargó de manipular el gen de medusa para producir proteí­nas de diferentes colores y más brillantes. Luego el biólogo Martin Chalfie (el tercero con el que comparte el premio) demostró con sus experimentos el valor de la proteína luminosa para estudiar distintos fenómenos biológicos.

Durante la 61ª reunión anual de premios Nobel de Lindau, Tsien ha hecho una pausa en su frenética actividad plagada de conferencias, mesas redondas y encuentros con jóvenes investigadores, y ha charlado con Cóctel de Ciencias.

Roger Y. Tsien, premio Nobel de Química 2008 y la periodista América Valenzuela (drch). (Foto: Agencia SINC)

(Foto: SINC)

En su conferencia ha comentado lo estimulante y creativo que es diseñar moléculas que no existen en la naturaleza para luego trabajar en hacerlas realidad. ¿Cómo elige qué molécula quiere sintetizar?
¿Cómo un escultor decide cuál será la siguiente escultura que va a hacer? ¿Cómo un pintor decide cuál será su siguiente cuadro? No lo sé. Es según cómo me sienta, según como esté el resto del mundo cientí­fico en ese momento, tengo que ver cuáles son las necesidades y dónde están las oportunidades.

¿Qué tiene más importancia a la hora de crear una molécula, las ganancias que pueda generar o el beneficio de la humanidad?
No presto ninguna atención a las ganancias. Y si tuviera tiempo para prestárselo, te digo que, en el ámbito científico, el hecho de que una investigación reporte beneficios es el último factor de la lista. Los motivos más importantes para decidir llevar a cabo una investigación son el puro interés científico y la viabilidad. Si además tiene relevancia clí­nica bienvenida sea. Yo creo que sí hace una investigación más interesante, pero hay otros cientí­ficos que lo rechazan. Por ejemplo, Martin Chalfie subrayaría con orgullo que él nunca estuvo influido por la potencial aplicación clí­nica de sus hallazgos. Yo no soy tan radical.

Parece que disfruta mucho de su trabajo. ¿Cuál es la parte que más le gusta? ¿Y cuál le resulta más dura?
Proponer nuevas ideas es la parte con la que más disfruto. Y cuando funcionan es genial, aunque no pasa muy a menudo. La parte administrativa no me gusta demasiado y solicitar dinero no me entusiasma. Ni decir a algunas personas que no lo están haciendo bien. A veces hay que hacerlo y no es agradable.

¿Cómo le ha cambiado la vida recibir un Premio Nobel?
Tú ahora mismo no estarí­as sentada conmigo si no hubiera ganado un Nobel. Ni yo estarí­a en Lindau. Estas son cosas agradables y poco importantes. Pero hay cosas que se hacen más difíciles cuando tienes un Premio Nobel, como ser aceptado en una publicación o encontrar financiación. Es complicado de explicar por qué pero en líneas generales tiene que ver con que los responsables no quieren que parezca que están influidos por el premio.

Quiero que me lo cuente usted. ¿Qué es la proteí­na verde fluorescente y para qué sirve?
Enseña a las células y los organismos a pintarse a sí­ mismos con vivos colores para informarnos de qué está pasando dentro de ellos. De esta forma nos evitamos destrozarlos para saber qué les pasa. Ellos mismos nos lo cuentan. Es como educar a las células para que sean buenos periodistas para nosotros. Nos cuentan las noticias que suceden en su población.

¿De niño era buen estudiante?
No estaba mal. Pero discutí­a con los profesores porque no hací­a lo que querían. No he sido el super rebelde que prendí­a fuego a la escuela o cometía un crimen, pero era desobediente.

¿Recuerda cuándo se empezó a interesar por la quí­mica?
En el instituto o antes. Desde pequeño me han atraído los colores y su quí­mica. Recuerdo un experimento que hice cuando estaba en el colegio y que muchos años más tarde hice para televisión después de ganar el Nobel. Lo encontré en un libro en la biblioteca que tenía ilustraciones y experimentos atractivos. Consiste en preparar una solución púrpura clara que al pasar por un filtro de celulosa se vuelve verde. Es como convertir zumo de uva en zumo de kiwi al hacerlo pasar por un folio. Me salió bien tantos años después.

Este es el Año Internacional de la Quí­mica. Uno de los objetivos es mejorar la percepción que tiene la sociedad de esta rama de la ciencia. ¿Usted cree que a la gente no le gusta la química?
Muchos asocian la quí­mica con productos químicos asquerosos. Cuando dices drugs (inglés) puede significar medicamento o drogas, como heroína, por ejemplo. Esta es una mala asociación. La realidad es que la química mejora muchos aspectos de nuestra vida. La sociedad debe hacer un esfuerzo por entender que la química es buena para la humanidad, aunque haya gente que lo distorsione.

¿Su elemento químico favorito?
No tengo uno favorito pero ante la pregunta, me quedo con el calcio. Hemos trabajado mucho con los iones de calcio.

[Tsien ha creado el indicador BAPTA, una molécula que sirve para dar color a los iones de calcio que hay dentro de las células para que los científicos puedan verlos y trabajar con ellos en sus investigaciones].

¿Cuál es la molécula de sus sueños, aquella que querría sintetizar?
¡La próxima! Será muy útil para la humanidad.

Hay toda una paleta de colores de proteínas fluorescentes. (Foto: Laboratorio Tsien)

Las proteínas fluorescentes que creo Tsien brillan en muchos colores. (Foto: Laboratorio Tsien)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 pensamientos en “Roger Y. Tsien: "Conseguir financiación es más difícil cuando has ganado un Nobel"

  1. Buscador Radiocinquero

    Queridos todos:

    Me gusta que a un químico se le pregunte por su elemento favorito. ¿Se le preguntará a un citólogo por su tumor favorito?

    Es llamativo que el señor Tsien comience diciendo que no presta atención a las ganancias, para luego mencionar un par de veces que hay que encontrar financiación.

    El científico del mundo anglosajón está acostumbrado a que el dinero tiene que buscarse incluso debajo de las piedras y no se le caen los anillos en departir con quien tiene plata que le permita seguir con sus investigaciones.

    Por aquí, en cambio, hemos visto la persecución inquisitorial a Mariano Barbacid que le ha hecho el Gobierno y la prensa fiel como el diario Público, cuando el pobre investigador quería buscar dinero privado al objeto de seguir con sus trabajos.

    Que el Gobierno lo haga entra dentro de lo normal, pero es más interesante que los torquemadas hayan sido, también, los periodistas de ciencia del diario Público.

    Parece que no les causa ninguna contradicción ir a esas pomposas reuniones de periodistas de ciencia -en que se menosprecian y se burlan de tantos- y se invisten a sí mismos con esa supremacía moral tan del gusto de la socialdemocracia.

    La persecución a Barbacid viene bien para recordar cuánta ideología hay en las secciones de ciencia de los periódicos.

    Pasen todos muy buena tarde.

    P.D. – Me quedé con las ganas de escuchar la opinión meditada de la señorita Valenzuela sobre el affaire Barbacid.

    http://twitter.com/#!/jpar69

    Responder
  2. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | América Valenzuela: “La ciencia española tiene más visibilidad que nunca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 6 = dos