Comilonas insólitas

A veces, los animales se encuentran con platos inesperados en sus mesas, es decir, presas que no están en su dieta habitual. Y como la mayoría de los animales son de buen comer, los prueban. Estos son tres ejemplos de comilonas insólitas.

(Foto: Les Martin)

(Foto: Les Martin)

La imagen fue tomada en 2008 por Les Martin, un hombre jubilado de 78 años, en un jardín de Cairns, en Queensland (Australia). El arácnido es una araña de seda dorada. Pueden superar el tamaño de una mano humana. Suelen comer insectos, algunos bastante grandes. Por eso los hilos de sus telas son muy resistentes, además de ser de un precioso color dorado. Quienes los han tocado aseguran que parecen hechos de nailon.

En esta ocasión, la araña decidió darse un festín y no dudó en esperar a que un pájaro enredado en su eficaz tela de un metro de anchura se agotara para acercarse, abrazarle con sus largas patas e inocularle veneno en la cabeza. El tóxico licua el interior del pájaro. Así, la araña absorbe un rico batido de pájaro y deja su carcasa vacía llena de huesos. Aunque parece que esta vez, era mucho pájaro para una sola araña. Según contaba el fotógrafo al día siguiente del incidente vio como la araña intentaba despegar el cadáver de la tela.

Hay más ejemplos de comilonas insólitas. Esta foto de una garza real europea zampándose un conejo es para quedarse perplejo.

Es como se quedó el fotógrafo especializado en aves Ad Sprang, de 59 años, cuando inmortalizó la escena en 2008. Estas aves pueden alcanzar el metro de altura. Se suelen alimentar de peces, crustáceos y pequeños reptiles y mamíferos, como ratones. Pero es extremadamente raro que devoren conejos.

Según explicaba al diario británico The Telegraph, estaba fotografiando la garza, cuando un conejo, surgió de un agujero en la tierra. El ave se fijó en el roedor, se acercó sigilosamente, se quedó quieta, probablemente midiendo la distancia con sus inexpresivos ojos y ¡zas! lo cogió con su largo pico.

A continuación, levantó el vuelo y se fue hasta una laguna cercana. Sprang cogió el coche y le siguió. Cuando llegó, la garza estaba sumergiendo al conejo bajo el agua para que muriera. Luego, se lo tragó, entero y no sin esfuerzo.

Otro caso de comilona insólita y realmente dramático es el de tigres que devoran personas. En las selvas de La India, en concreto en una pequeña aldea ubicada justo en el borde del delta de Sundarbans, en el sur de Bangladesh, los tigres se deslizan por la noche a las casas y dan caza a algún humano que está durmiendo.

Los pocos tigres que quedan -unos 3.000 en estado salvaje en todo el planeta- tienen cada vez menos espacio donde vivir. En La India, acorralados por el mar hacia el sur y por las poblaciones humanas hacia el norte, los felinos terminan acercándose a los pueblos. Y si tienen hambre cazan. Aquí podéis ver un vídeo de un reportaje en español que la periodista de la BBC Cecilia Barría hizo en 2007 sobre esta escalofriante situación.

Tigre de Bengala (Foto: United States Fish and Wildlife Service)

Tigre de Bengala (Foto: United States Fish and Wildlife Service)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 pensamientos en “Comilonas insólitas

  1. José Antonio peñas

    Añade a la lista un “pato come paloma”. Lo vi hace años, en el estanque de la Casa de Cristal en el Retiro, una paloma muerta flotando en el agua y un pato zampándosela por arriba mientras las carpas le metían viajes por abajo.

    Uno cree estar paseando por una zona céntrica, y resulta que estás en mitad del serenguetti.

    Responder
  2. Elena

    Ay Mare meua¡ Lo de la araña y el pájaro me ha dejado impresionada.Los animales nunca dejarán de sorprenderme.
    BIEN AMERICA.

    Responder
  3. Yunni

    Yo vi una vez una señora que le daba jamón de pollo a… ¡Un gallo, y este lo comía! ¡Era un caníbal como Aníbal!

    Responder
  4. Sr.Belizón

    Cuando era pequeño no era raro ver las crías de las serpientes como eran devoradas por las gallinas, un espectáculo!, al contrario era más habitual, camadas enteras de pollitos a veces eran comidas por una sola serpiente 🙁

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 2 = nueve