La gran subasta de recuerdos del espacio

Esta bandera firmada por los astronautas Buzz Aldrin, Michael Collins y Neil Armstrong viajó en 1969 a bordo del Apolo 11 a la Luna en la primera misión tripulada al satélite de la historia. Es uno de los 450 recuerdos de la NASA que coleccionistas privados han vendido a través de la casa de subastas ‘on line’ RR.

La bandera ha sido el objeto que ha alcanzado el precio más alto de todos los subastados. Salió a la venta por 2.500 dólares (unos 1.800 euros) y se cerró la venta por nada menos 39.710 dólares (más de 29.000 euros).

Bandera que viajó a bordo del Apolo 11 (Foto: RR Auction)

Bandera que viajó a bordo del Apolo 11 (Foto: RR Auction)

Entre los otros objetos figuran la foto de DeDe Lind, la modelo y conejita Playboy que protagonizó el mes de noviembre en la calendario de 1969. Acompañó a Richard Gordon del Apolo 12 durante 31 horas en la soledad del módulo de mando Yankee Clipper mientras los otros dos astronautas de la misión, Pete Conrad y Alan Bean paseaban por la Luna. Se vendió por 17.511 dólares (unos 13.000 euros).

DeDe Lind (Foto: Playboy/RR Auction)

DeDe Lind (Foto: Playboy/RR Auction)

Comida liofilizada (Foto: RR Auction)

Comida liofilizada (Foto: RR Auction)

También se ha subastado una muestra de comida, paneles de circuitos usados en la misiones Apolo, una figurita de 14 centímetros de Ham (Jamón en español), el primer chimpancé que viajó al espacio que se fabricó para conmemorar su viaje en 1961, los auriculares y el micrófono utilizados por el astronauta Charles Duke del Apolo 16 para establecer la primera comunicación entre la Tierra y la Luna, cuatro cigarrillos que acompañaron al astronauta Wally Schirra el noveno ser humano en orbitar la Tierra el 3 de octubre de 1962 a bordo de la cápsula Sigma 7, fotografías, sellos…. Y así cientos objetos cada cual más curioso.

La subasta se cerró el 20 de enero pero aún está abierta hasta el 9 de febrero la de firmas, entre las que figura una portada de la revista Time del 25 de julio de 1969 con la imagen de Neil Armstrong sobre la superficie de la Luna firmada con boli azul por los tres astronautas del Apolo 11.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

10 pensamientos en “La gran subasta de recuerdos del espacio

  1. José Antonio Peñas

    Eso de la foto de la conejita que “acompañó” a Richard durante las 31 horas de soledad suena fatal, fatal. Se me llena la boca de comentarios perversos al respecto, pero me temo que esta tribuna no es la más adecuada para acogerlos.

    Responder
  2. Ana Blanco

    America, creo que hay que felicitarte por la acogida que ha tenido tu blog.Respecto a los astronautas, lo unico aue puedo decir es ¡que asco de comida¡de lo demás ni hablamos.A

    Responder
  3. Antonio Urquiza

    ¡Qué bien me viene el tema!, aprovecho para decir algo más sobre Ham (que traducido al español, como indica América, significa jamón). Este chimpancé, entrenado en el centro de medicina aeroespacial de Holloman para mover algunas palancas en función de diversas luces, piloto una misión de prueba del proyecto Mercury en el año 1961. El despegue se llevó a cabo sin incidentes y la duración y el cometido de la prueba se logro con éxito, sin embargo el regreso fue accidentado. La capsula que alojaba a Ham, se desvió y amerizo en un punto del Atlántico fuera del perímetro previsto y la violencia de las olas provoco la entrada de agua en su interior. Por fortuna, in extremis, Ham fue rescatado sano y salvo. Existe una película titulada RACE TO SPACE dedicada a Ham, en ella recibe el nombre de Mac.

    Responder
  4. Jorge

    Pues sí, es cierto, Ham merece su propio post, así que espero verlo dentro de no demasiado tiempo.

    Para que veamos lo que interesa la ciencia en este mundo: la bandera, pongamos 40.000 dólares para redondear. El guante de Jacko alcanzó los 350.000 dólares… No deja de resultarme un poco triste. La verdad es que si tuviese dinero algún objeto así adornaría las paredes de mi mansión. 🙂

    Excelente, like always.

    Responder
  5. Buscador Radiocinquero

    Yo no sé por qué tanta alharaca con la foto de la chica Playboy. Yo debo ser marciano -o lunático- pero tener una foto de una chica guapa en un viaje del que no sabes si volverás y en unas condiciones en que mil cosas podían salir mal -y de hecho salieron- es un bonito, barato y rápido consuelo. Es muy fácil criticar a un astronauta desde la placidez de un domingo por la tarde junto al brasero. ¿A qué deidades habríamos rezado -nosotros que somos el colmo de la laicidad racional- si hubiéramos estado en la piel de ese astronauta? ¿Qué amuletos habríamos llevado por mucho que despreciemos las supersticiones? Qué fácil es criticar desde la placidez del sofá occidental. :)))

    Besitos a todos.

    JP.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − = cero